Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies y basado en la politica de cookies de Google Adsense. Puede leerlo en el enlace a continuación

Entrada destacada

Descubren una criatura "jamás vista" a 3.500 metros bajo el hielo de la Antártida

A principios de este 2019 Expedition Antartica comenzó un viaje de 50 días a través del Océano Austral hasta más allá del continente helado ...

Argentina: Un barrio aterrorizado por el fantasma del enano vampiro

  • La sombra siniestra de esta criatura merodearía por las calles del porteño barrio de Flores. Los vecinos aseguran que es el espectro de un húngaro que fue expulsado del circo en el que trabajaba.
El Bajo Flores guarda una de las más inquietantes historias de fantasmas. Todo el mundo sabe que su vigencia trasciende a la existencia del propio personaje que la anima y que de hecho sembró el terror entre los vecinos durante varios años. Es por esa razón que en la actualidad nadie se atreve a negar las apariciones de Belek. Tampoco fue olvidado su sanguinario trajín durante la década del 70, cuando era considerado un ser dotado de poderes maléficos. Hay quienes todavía se preguntan qué fue lo que sucedió con aquel enano húngaro que un día se convirtió en vampiro y a quien se lo responsabilizó de una sangrienta matanza de animales. Desde entonces el misterio creció de la mano del miedo, porque dicen que el pequeño Drácula se alimentaba con la sangre de perros y gatos callejeros, cuyos cadáveres desollados abandonaba en los jardines y en las veredas. Cuentan que Belek habitaba una casona abandonada sobre la calle Recuero, casi esquina Castañón, las 14 por El enano se caracterizaba por la continua matanza de animales. y que su horrible faena se extendió más tarde hacia otras mascotas domésticas, lo que generó zozobra entre los vecinos, a punto tal que algunos propietarios resolvieron mudarse y huir lo más lejos posible de la terrible amenaza. Aunque esto ocurrió hace varias décadas, cuando la sombra del terror se paseaba cada noche por las calles del barrio, la sensación de peligro aún perdura y en Flores muchos sostienen que la imagen fantasmal sigue acechando a los animales que se acercan al cementerio.

Latente amenaza

El tiempo ha pasado, pero todavía hay casas que conservan la ristra de ajo a un lado de la puerta. Cuando alguien pregunta el porqué, la mayoría prefiere responder que es para atraer la buena suerte, aunque en realidad existiría una consigna secreta que prohíbe mencionar el verdadero significado de esa especie de exorcismo. Se dice que hasta hace muy pocos años los vecinos llevaban crucifijos en los bolsillos para prevenirse de los ataques del vampiro.

Escapó de la red
Respecto de uno de los contactos más cercanos que mantuvieron con él, los antiguos pobladores del Bajo Flores cuentan que, luego de comprobar los estragos y matanzas, una noche de invierno un grupo de hombres logró cazar al enano vampiro. Se unieron en el coraje y, al seguir sus pasos, lo atraparon en las proximidades de la estación de tren. Recuerdan que habían preparado la trampa con la red de un arco de fútbol, pero el muy bandido se les escapó por un agujero de la malla descosida.

Aquel extraño ser medía menos de cincuenta centímetros, tenía cabeza ovalada con cabello rizado de color rojizo y se movía con mucha rapidez. Desde aquella noche nadie pudo acercársele a menos de cien metros.

Escapaba corriendo al ver que alguien intentaba aproximarse y, con gran agilidad, trepaba los muros del cementerio. Aunque el si- guiente dato parezca extraído de una novela de terror, en la actualidad hay personas que aseguran que un ser de las mismas características suele aparecer por la noche en las cuadras que rodean el viejo campo santo. Pero lo más increíble del caso es que hasta sospechan que el pequeño monstruo continúa haciendo de las suyas. “Todavía está allí”, expresó temerosa una joven vendedora de café. Nos contó además que en diciembre pasado lo vieron correteando entre las tumbas, emitiendo quejidos y orinando contra la pared de las bóvedas. Ella cree que Belek continúa ace- chando a los incautos que aún no creen en vampiros.

Vecino de Drácula

Un día de enero de 1970 llegó a Buenos Aires el Circo de los Zares, compuesto por un grupo de artistas de origen prusiano que venía de cumplir una extensa gira mundial para afincarse durante algunos meses en nuestra ciudad. El enano Belek era uno de los integrantes de la compañía y, según los relatos de la época, provenía de los Cárpatos, la misma zona donde había nacido el conde Drácula. Pasaron varios días de funciones y todo transcurría con normalidad hasta que Boris Loff, el dueño del circo, presenció una escena horripilante en la jaula de los monos. El pequeño empleado se había abalanzado sobre uno de los simios con intención de succionarle la sangre. Refieren que la Mujer Barbuda y el Hombre Bala fueron testigos de aquella atrocidad: el vampiro se hallaba prendido del cuello de Vera, una mona tití de cinco años. Pero el ataque no llegó a concretarse y el vampiro fue retirado de la carpa y lanzado a la calle por el propio patrón del circo. Desde ese día comenzó a vagar por la ciudad y, luego de varias noches de merodear sin cobijo, lo vieron saltar el tapial de la antigua casona de Flores. Explican que desde ese momento se refugió en ese lugar y jamás se dejó ver durante el día.

Guarida del vampiro

El fantástico relato que iba a alimentar el mito de Belek, el enano vampiro, comienza precisamente en esa vivienda deshabitada. Para muchos el verdadero horror se desató cuando llegó a ese lugar: sus primeras víctimas fueron los gatos, luego los perros vagabundos y, con el correr de los meses, muchas mascotas del barrio comenzaron a desaparecer misteriosamente.

La casa que el enano había elegido como escondite tenía aspecto de castillo embrujado y ninguno de los vecinos se había animado siquiera a asomarse hasta que una tarde uno de los chicos que jugaba en la vereda de enfrente descubrió una espantosa escena: en el espacio que alguna vez ocuparon los jardines de la casona yacían destrozados varios animalitos. Se supo después que habían sido víctimas de un depredador y por esa horrible faena responsabilizaron al enano Belek. En ese mismo sitio encontraron días después las osamentas de todas las mascotas que habían desaparecido.

Fuente: Crónica

Los duendes que viven bajo las rocas en Islandia

  • Hace unas semanas, la construcción de una nueva carretera en Islandia tuvo que suspenderse mientras se encontraba una solución al problema de que la ruta planeada iba a importunar a los duendes o elfos que viven bajo las rocas.
Desde detrás de su escritorio en el departamento islandés de autopistas en Reikjavik, Petur Matthiasson me sonríe con calidez, pero también con firmeza.

"Permítame dejar algo muy claro desde el principio: yo no creo en duendes", declara ante los micrófonos de la BBC.

Levanto mis cejas e inclino mi cabeza en dirección a la pantalla de su computador donde están desplegados los planes de una nueva carretera en una ciudad vecina. Hay dos círculos amarillos; en uno se lee "Iglesia de los duendes" y en el otro, "Capilla de los duendes".

Matthiasson suspira.

"Ok", reconoce rendido. "Pero no es cosa de todos los días que desviemos autopistas debido a los duendes. Es sólo que en este caso, nos avisaron que había duendes viviendo en unas de las rocas que estaban en la ruta de la carretera y nosotros tenemos que respetar esa creencia".

Sonríe tímidamente y toma las llaves de su auto.

"Venga le muestro dónde viven los elfos", me dice con indulgencia.

La capilla de los duendes y la autopista
El trabajo de construcción de la autopista para conectar a la península de Alftanes con un suburbio de la capital Reykjavik fue suspendido cuando unos activistas advirtieron que perturbaría el hábitat de los duendes y un área protegida de lava virgen
La capilla, (que aparece en la foto junto con Petur Matthiasson) es una roca serrada de unos 3,5 metros
El asunto se resolvió en parte cuando una mujer local quien asegura que puede hablar con los duendes, se ofreció de mediadora y los duendes acordaron que el camino podía ser construido con la condición de que su capilla fuera cuidadosamente trasladada a otro lugar
La autoridad encargada de las autopistas no reveló el costo de trasladar la roca pero informó que pesa 70 toneladas y tendrá que alquilar una grúa

Los duendes no son como los pintan

Las encuestas indican que más de la mitad de los islandeses creen en los Huldufolk -la gente escondida- o al menos piensan que es posible que exista.

Hay que aclarar que los duendes islandeses no son de la variedad verde, pequeña y de orejas puntiagudas que le ayudan a Papá Noel a empacar los regalos de Navidad. Son del mismo tamaño que usted o yo, sólo que son invisibles para la mayoría de nosotros.

En general, son una raza pacífica pero si se les falta al respeto -por ejemplo, explotando dinamita en sus casas e iglesias de roca-, no son reticentes a mostrar su descontento. Durante nuestro viaje en auto, Matthiasson me cuenta varias historias de cómo se sospecha que los duendes han causado daños en buldóceres y una serie de accidentes entre los trabajadores.

Al salir del auto en el lugar donde se encuentra la iglesia de los duendes, una despiadada ráfaga de aire helado me golpea la cara que me empuja hacia la volcánica roca negra.

El tosco paisaje islandés no es un idilio bucólico. La tierra misma hierve y escupe irracionalmente, las escarpadas montañas negras que la rodean se enconan amenazantes y, arriba, el cielo está constantemente herniado por el esfuerzo que hace para mantener flotando a las nubes de color gris plomo. Es una belleza visceral, cruda y brutal que hace que las Cumbre Borrascosas de Heathcliff parezcan una remilgada acuarela pastoral.

"Es imposible vivir en este paisaje y no creer en la existencia de una fuerza más grande que uno", le explica a la BBC la experta en folclor Adalheidur Gudmundsdottir.

Y me implora: "Por favor, no pinte a los islandeses como unos campesinos sin educación que creen en hadas, pero mire a su alrededor y entenderá la razón de que el folclor esté tan arraigado aquí".

Es además un fuerte atractivo turístico, por supuesto.

"Aquí viven duendes"
En el camino principal del aeropuerto a la ciudad, los carteles que dicen "Aquí viven duendes" tratan de atraer a los fantasiosos para que se gasten unos dólares en visitas a aldeas de elfos, un CD de música mística o, para los menos -o quizás más- fantasiosos, una camiseta que dice "Yo tuve relaciones sexuales con un duende en Islandia".

Existe incluso una escuela de duendes en la capital, en la que diligentemente me inscribí.

Magnus, el director, es un tipo rotundo y exuberante que se comió grandes cantidades de cereal durante mi lección privada. Desafortunadamente para él, nunca ha podido ver un elfo pero sí tiene una vieja olla que aparente fue usada en una cocina de duendes para hacer estofados antes de que el fondo se oxidara.

Sus ojos brillaban de una manera tan malvada durante toda la clase que al final le pregunté si él mismo no era una especie de hada malévola.

No creo en hadas pero de que las hay, las hay

Con Petur Matthiasson llegamos a la cima de la roca que supuestamente es la capilla de los duendes. La reviso con detenimiento pero, aparte de uno o dos insectos buscando refugio en sus ranuras tapizadas de musgo, no veo señales de vida, ni mitológica ni de otra clase.

Matthiasson me mira con perspicacia.

"Le podría contar sobre la duende de mi familia", dice tentativamente. Lo animo a que continúe con su cuento y me entero de que su familia tenía una elfina que los protegía y les traía buena fortuna en las tierras salvajes del norte del país.

Cuando alguna vez se fue a un paseo en un área aislada, su padre le pidió que fuera a presentarle sus respetos y agradecerle.

"Pero como no creo en duendes, se me olvidó", dice. A pesar de que el cielo había estado nublado y había llovido, al día siguiente se levantó con el cuerpo cubierto en ampollas de lo que parecía ser una quemadura de Sol.

Al voltear para enfrentar las ráfagas de viento, nuestras miradas se cruzan. Ambos tenemos una mano agarrada a la roca con la desesperación de tahúres aferrados a un amuleto. Luego, caminamos en dirección al auto en esa complicidad complaciente de sabernos casi no creyentes.

BBC

Revelan el secreto de los peces electricos

  • Científicos descubren cómo estos animales han sido capaces de convertir un sencillo músculo en un órgano capaz de generar una corriente varias veces más potente que una toma doméstica.
Los peces eléctricos han fascinado a los humanos a lo largo de la Historia. Los antiguos egipcios utilizaban ejemplares de una especie de raya como una primera forma de electroterapia para el tratamiento de la epilepsia. Mucho de lo que Benjamin Franklin y otros científicos pioneros aprendieron acerca de la electricidad provino del estudio de estos animales de capacidades extraordinarias. En la época victoriana, se organizaban fiestas donde una de las diversiones era experimentar la sacudida de un pez eléctrico. Pero, ¿cómo puede un animal convertirse en un enchufe viviente?

Un equipo de investigadores estadounidenses ha identificado las moléculas reguladoras por las que los peces eléctricos han podido convertir un sencillo músculo en un órgano capaz de generar un potente campo eléctrico. Según explican esta semana en la revista Science, esta rara característica anatómica que solo se encuentra en los peces se desarrolló de forma independiente una media docena de veces en ambientes que van desde los bosques inundados de la Amazonía hasta los turbios ambientes marinos.

Todas las células musculares tienen potencial eléctrico. La simple contracción simple de un músculo produce una pequeña cantidad de tensión. Pero hace por lo menos 100 millones de años, algunos peces comenzaron a ampliar ese potencial evolutivo de las células musculares hacia otro tipo de células llamadas electrocitos, más grandes, organizadas en secuencias y capaces de generar voltajes mucho más altos que los que se utilizan para hacer que los músculos trabajen.

«Lo que es sorprendente es que este órgano eléctrico surgió de manera independiente en seis ocasiones en el curso de la historia de la evolución», dice Lindsay Traeger, de la Universidad de Wisconsin-Madison y coautora principal del nuevo trabajo, que incluye el primer proyecto de ensamblaje del genoma completo de uno de estos peces, laanguila eléctrica de América del Sur. En efecto, los seis linajes de peces eléctricos, que incluyen cientos de especies en todo el mundo, utilizan las mismas herramientas, los mismos genes y vías celulares y de desarrollo, para crear su «instalación», un órgano que, en algunos casos, puede liberar una descarga varias veces más potente que una toma de corriente doméstica estándar.

La diversidad taxonómica de estos peces es tan grande que el propio Darwin los citó como ejemplos críticos de la evolución convergente, donde los animales no relacionados evolucionan independientemente rasgos similares para adaptarse a un entorno particular o nicho ecológico. «Solo los peces han evolucioando así (porque) se necesita agua como conductor», señala James Albert, profesor de biología en la Universidad de Louisiana y un coautor del informe.

Para aturdir a las presas

El órgano eléctrico es utilizado por los peces en ambientes oscuros para comunicarse con sus compañeros, orientarse, aturdir a sus presas y como una terrible defensa. Las fangosas aguas del Amazonas y sus afluentes están repletos de peces eléctricos, incluyendo la anguila eléctrica, el más potente de ellos. Produce un campo eléctrico de hasta 600 voltios. «Una anguila de seis pies (casi dos metros) es un depredador en el agua (...) Dado que todos los órganos viscerales están cerca de la cara, el 90% restante del pez es casi todo órgano eléctrico», explica Albert.

Como medio de comunicación y navegación en la oscuridad, la generación de campos eléctricos de los peces funciona casi de la misma forma que la ecolocación para los murciélagos. «Estos peces son animales nocturnos y la gran mayoría de ellos vive en el fondo de un río lleno de barro, el Amazonas», dice el investigador.

«Los organismos 'exóticos' como el pez eléctrico son una de las maravillas de la naturaleza y un importante 'regalo' a la humanidad», dice Michael Sussman, de la Universidad de Wisconsin-Madison. «Nuestro estudio demuestra los poderes creativos de la naturaleza y su parsimonia, utilizando las mismas herramientas genéticas y de desarrollo para inventar un rasgo de adaptación en ambientes muy dispares. Al aprender cómo la naturaleza hace esto, podemos ser capaces de manipular el proceso del músculo en organismos y, en un futuro próximo, tal vez utilizar las herramientas de la biología sintética para crear electrocitos para generar energía eléctrica en dispositivos biónicos en el cuerpo humano o para usos que no hemos pensado todavía».

Confesión sobre extraterrestres de un ex marine estadounidense.

  • El hombre, bajo nombre en clave, sorprendió con información y vivencias desconocidas.
EE.UU.- Un ex marine de los Estados Unidos sorprendió al mundo en las últimas horas con una increíble confesión sobre extraterrestres que ronda la ciencia ficción. Según él, pasó 17 años en Marte protegiendo a cinco colonias espaciales que se encuentran allí y tuvo que luchar contra dos especies alienígenas.

El hombre, quien estuvo en entrevista con ExoNewsTv, dijo que la Fuerza de Defensa de Marte recluta a personal para diferentes servicios militares, y que él mismo fue reclutado por una rama secreta de la Infantería de Marina de Estados Unidos llamada "Sección Especial", informó el Daily Star.

El sujeto se hace llamar Caitán Kaye y afirma que la principal colonia humana en el Planeta Rojo se llama Aries Prime. Esta se encuentra dentro de un cráter. Además aseguró que el aire es respirable en la superficie del planeta y que este puede ser caliente solamente en ocasiones.

Al hablar de extraterrestres, dijo que una era una especie reptiliana, la otra era insectoide. Por otra parte sorprendió asegurando que "no quieren expandir su territorio sino mantenerlo". Por último, confesó que en caso de llegar a la Tierra, los extraterrestres no buscarán el contacto humano.

Encuentran misteriosa señal en el espacio


  • La Agencia Espacial vuelve a conmocionar al mundo con un hallazgo impensado

EE.UU.- La NASA sorprendió con un hallazgo impensado al confirmar que encontró unamisteriosa señal en el espacio ubicada a 240 millones de años luz de la Tierra.

Según un video de la Agencia Espacial, la señal, que ellos mismos han calificado de "misterio", es un "un aumento de intensidad recibida a una longitud de onda muy concreta de luz rayos X". El descubrimiento se encontraba en el llamado Cúmulo de Perseo.

La señal, captada por el Observatorio Chandra de Rayos X, es de momento un misterio, aunque ya hay algunas teorías sobre su procedencia. Podría tratarse de la señal emitida por "neutrinos estériles, un tipo de partícula que ha sido propuesta como candidata a materia oscura".

Según Esra Bulbul, del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, en Cambridge, Massachusetts, la explicación de la materia oscura es muy aventurada, "pero si acertamos el resultado sería enorme. Vamos a continuar probando esta interpretación y ver a dónde nos lleva".

El hombre de Neandertal también comía plantas y frutas

  • El hombre de Neandertal, primo prehistórico de los seres humanos, consumía vegetales y frutas, además de carne, revela el análisis de excrementos petrificados hallados en la provincia de Alicante que datan de 50.000 años atrás.
Los investigadores, cuyos trabajos fueron publicados el miércoles en la revista científica estadounidense PLOS ONE, examinaron restos de coprostanol digerido, versión animal del colesterol, y de fitosterol, un componente de los aceites vegetales, presentes en restos de excrementos encontrados en los sedimentos del sitio de El Salt.

Aunque todas las muestras, analizadas en un laboratorio del Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Boston (EEUU), contenían coprostanol, sustancia química que prueba el consumo de carne, dos de ellas presentaban restos de fitosterol de plantas que marcan los primeros indicios directos que el hombre de Neandertal podría haber sido omnívoro, como lo es el humano moderno.

Hasta ahora, los científicos no habían logrado reconstituir el régimen alimentario de los neandertales. La mayoría de los indicios, como los que fueron encontrados con el análisis de los isotopos de azufre y de carbono en fragmentos óseos, no permitían llegar a una conclusión.

Otras investigaciones habían logrado también identificar microfósiles de vegetales ubicados entre los dientes de neandertales, lo que permitiría pensar que cultivaban y cocían una variedad de plantas para consumirlas, además de la carne de los animales que cazaban.

Según Ainara Sistiaga, investigadora de la Universidad de La Laguna (Tenerife), es igualmente posible que el hombre de Neandertal no consumiera plantas directamente, sino que las ingiriera al comer el contenido del estómago de los animales.

Sistiaga explicó también que los neandertales utilizaban muy a menudo sus dientes como herramienta, al morder los vegetales para cortarlos, pero no necesariamente para comerlos.

Los resultados del análisis de estos excrementos indican en cambio que consumían con bastante regularidad cantidades significativas de plantas como tubérculos, bayas o ciertos frutos, estiman los investigadores.

"Pensamos que probablemente comían lo que hallaban, dependiendo de estaciones y climas", concluyó Ainara Sistiaga. "Hasta ahora, los paleontólogos se concentraban en el análisis de los residuos encontrados en herramientas y otros objetos, pero el 90% de la arqueología radica en los sedimentos", observó.

Fuente: yahoo

Energía solar más barata y segura

  • El precio es el gran obstáculo para la energía solar. Pero para algunos expertos, no tardará en llegar una revolución energética de la mano de la electricidad producida a partir del Sol. 
«La revolución llegará cuando el precio de la electricidad solar se iguale al de la red en EEUU y eso sucederá en cuatro años», según explicó a este diario en una reciente entrevista Salim Ismail, director de la Universidad de la NASA y Google, la Singularity University, y ex vicepresidente de Yahoo. «El 100% de las necesidades de electricidad estarán cubiertas por el sol en menos de 25 años», vaticinó Ismail.

Los avances científicos en este campo de la energía ocurren a una velocidad asombrosa, pero son escasos los que se pueden traducir en una mejora en la producción industrial casi inmediata. Aunque, de vez en cuando, sí sucede. Una investigación publicada hoy por la revista Nature propone un pequeño cambio en el método de fabricación de las llamadas células solares de segunda generación que podría abaratar en gran medida su fabricación y hacerla a su vez menos tóxica.

Estas células solares son muy diferentes a los paneles que todo el mundo conoce y que vemos en los tejados de casas e instalaciones industriales. Éstas son de silicio y se conocen como de primera generación. Las células de segunda generación están construidas conotro material llamado teluro de cadmio, que consiste en una fina película sensible a la luz solar que puede ser instalada en ventanas - algo que ya se está haciendo hoy en día- e incluso en superficies flexibles.

«Actualmente, la forma más habitual de fabricar células solares de segunda generación es tratándolas con una solución de Cloruro de Cadmio. El proceso se llama activación y hace que pasemos de tener una célula con una eficiencia del 1% o 2% a una por encima del 10% e incluso de cerca del 20%», aseguró Jon Major, investigador del Instituto Stephenson de Energías Renovables de la Universidad de Liverpool (Reino Unido) y autor del trabajo, el martes durante una teleconferencia con la prensa. «El proceso es realmente esencial para tener células solares de alto rendimiento. El problema es que el cloruro de cadmio es un compuesto altamente tóxico», explicó el investigador. Según el trabajo, este compuesto químico puede causar cáncer de pecho, enfermedades cardiovasculares o alteraciones genéticas y, si alcanza el ciclo del agua puede contaminar la fauna acuática durante generaciones.

Y, además, es un material muy caro. «A escala de laboratorio estamos pagando unos tres dólares por gramo, mientras que para las industrias puede rondar los 0,3 dólares por gramo», dice Major. Pero lo que eleva realmente el precio del proceso es tener que gestionar los residuos y manejar el material adecuadamente.
Un material inocuo

Por ese motivo, el objetivo de los científicos era buscar alternativas para ese compuesto que no mermaran la eficiencia de los paneles solares, pero que no tuviesen los problemas ecológicos y económicos del cloruro de cadmio. «La primera alternativa que cualquiera pensaría para usar un cloruro no tóxico es el cloruro de sodio, la sal de mesa. Pero, cuando lo usamos en el laboratorio, la eficiencia rondaba la mitad de la que se obtiene usando cloruro de cadmio», recordó Major.

Pero todo cambió cuando probaron a rociar las células solares con cloruro de magnesio. La eficiencia se mantenía y era un material completamente inocuo. «No sabíamos casi nada de este compuesto antes del trabajo, pero es una molécula química muy barata increíblemente fácil de conseguir a partir de agua de mar. Y tiene actualmente muchas aplicaciones como sal de baño, suplemento mineral o como coagulante en la producción del tofu, así que no es tóxico», dijo el investigador británico. Además, su precio a escala industrial es de 0,001 euros cada gramo, 300 veces más barato que el compuesto tóxico.

Las células usadas por el equipo de la Universidad de Liverpool están lejos del récord de eficiencia del 44,7% obtenido por el Instituto Fraunhofer de Sistemas de Energía Solar de Alemania. Pero, como recuerda Major a EL MUNDO, las claves de este avance son la disminución del precio de producción industrial y la reducción de los riesgos de toxicidad.

Otros expertos que no han participado en el trabajo valoran el avance, aunque señalan que no se trata de una revolución para el sector. «El coste del cloruro de cadmio es una pequeña parte del de la célula, del orden del 2% (con cloruro de magnesio sería 0.1%). Pero evitar las precauciones de usar cloruro de cadmio pueden ser muy importantes en coste y en peligrosidad y ello puede inclinar a las compañías a adoptar el procedimiento», asegura Antonio Luque, presidente del Instituto de Energía Solar de la Universidad Politécnica de Madrid .

Un material que se obtiene del mar

En la actualidad, el 90% de las placas que ocupan los tejados y los huertos solares están construidas a base de silicio. Pero este material tiene una enorme desventaja con respecto a los utilizados en las llamadas células de segunda generación. Para absorber una determinada cantidad de luz solar con silicio es necesario utilizar una cantidad de materia prima pura de 200 micras. En cambio, es posible captar la misma cantidad de luz con teluro de cadmio -usado en las células de segunda generación- utilizando un 1% de la materia prima utilizada en la primera generación. «Esto significa que esta tecnología permite hacer paneles solares mucho más rentables y ajustados en términos de coste beneficio», según Jon Major, de la Universidad de Liverpool. Además, debido a sus características físicas es posible instalarlas, por ejemplo, en ventanas o en superficies flexibles. En el mercado fotovoltaico actual, este tipo de células suponen entre un 5% y un 7% de los paneles instalados. Pero cuentan con el menor coste por vatio producido del sector. Y eso sin contar con la disminución de precio que puede suponer el uso del cloruro de magnesio que propone el nuevo trabajo dirigido por Major. El profesor y académico de la Real Academia de Ingeniería Antonio Luque también señala la ventaja de que este material se pueda obtener tan fácilmente. «El magnesio es alrededor de un millón de veces más abundante que el cadmio en la corteza terrestre; de ahí su menor coste», explica. «Como los autores señalan, se puede extraer del agua del mar», añade Antonio Luque.

Fuente: elmundo.es

Video: 3 jóvenes poseídos por jugar la Ouija

  • A los minutos de comenzar el juego, que consiste en invocar a espíritus, Alexandra empezó a gruñir y entró en un "estado de trance", como si estuviese poseída, mientras que Sergio y Fernando mostraron signos de ceguera, sordera y alucinaciones.
Alexandra Huerta, de 22 años, se encontraba jugando la Ouija con su hermano Sergio, de 23, y su primo Fernando Cuevas, de 18, en su casa ubicada en el pueblo de San Juan Tlacotenco, en el suroeste de México.

A los minutos de comenzar el juego, que consiste en invocar a espíritus, Alexandra empezó a gruñir y entró en un “estado de trance”, como si estuviese poseída, mientras que Sergio y Fernando mostraron signos de ceguera, sordera y alucinaciones.

Los padres de Alexandra llamaron a la ambulancia y los médicos se llevaron a los tres jóvenes al hospital. Allí tuvieron que atar a Alexandra para que no se lastime a sí misma, y a los tres les fueron administrados varios analgésicos, antidepresivos y gotas para los ojos, que al parecer funcionó.

“Tenían movimientos involuntarios y fue muy difícil trasladarlos al hospital. Parecía como si estuvieran en un estado de trance, que al parecer, fue después de jugar con la Ouija” dijo Victor Demesa, director de seguridad pública del pueblo.

Según contaron los padres de Alexandra, ellos habían llamado a un sacerdote católico antes de llamar a los médicos, aunque éste se negó a realizar un exorcismo ya que ninguno de los tres jóvenes eran practicantes regulares.

El tablero de Ouija o el juego de la copa, es un tablero plano con las letras del alfabeto, los números de 0 a 9, las palabras “si” y “no”, como también “hola” y “adiós”, junto con diversos símbolos y gráficos. Los participantes deben consultar a los espíritus diferentes preguntas para que estos contesten a través del tablero con la ayuda de una pieza de madera en forma de corazón, en la cual todos colocan sus dedos, que va indicando las letras que luego formarán una palabra.

Aca el video, que opinan?

El misterio y la magia en la Noche de San Juan

  • Durante la celebración de la noche de San Juan todas las culturas y pueblos celebran el solsticio que da comienzo al verano, una noche mágica llena de tradición y viejas leyendas.
Durante la celebración de la noche de San Juan todas las culturas y pueblos celebran el solsticio que da comienzo al verano, una noche mágica llena de tradición y viejas leyendas.

Si hay una noche mágica y llena de viejas leyendas y misterios en el año, esa es la Noche de San Juan. Una noche de encantamientos, amor, milagros y deseos que lleva celebrándose desde la época del antiguo Egipto y del lejano Oriente y sobre todo en el antiguo mundo celta por parte de los druidas.

Un evento en el que todos los pueblos y culturas celebran el solsticio que da comienzo al verano reuniendo a millones de personas en torno a una hoguera con un fuego purificador que arde durante toda la noche.

Con la llegada del solsticio de verano -en el hemisferio norte- los días se alargan y se antojan más calurosos, ya que el sol se posiciona en el punto más alto del firmamento, ofreciendo sus preciados rayos, creadores de vida.

No es de extrañar que se conmemore este fenómeno astrológico con festejos de profundas raíces mitológicas. Es en la Festividad de San Juan, también conocida como la Noche de San Juan, donde a lo largo del mundo se encienden hogueras utilizando el fuego como elemento purificador.

Aunque la noche más corta del año es el 21 de Junio, las hogueras de San Juan arden durante la noche del 23 al 24. Siendo una festividad pagana -con arraigada tradición histórica-, debe su nombre al cristianismo. Hoy en día, quienes la celebran lo hacen con intencionalidad opuesta a su sentido original, homenajear al sol.

Pero no sólo en la cultura europea se contempla el festejo del solsticio, también en otras civilizaciones, como la Inca, se adoraba la salida del astro rey y los beneficios que regalaba éste durante los meses de verano.

El verdadero sentimiento ante una hoguera es la de liberarse de todo aquello que atormenta el día a día. Si los primeros labradores (Alicante) se esmeraban en trabajar arduamente durante la jornada más larga del año, durante la noche más corta destruían todo aquello que se relacionara con Satanás.

Al propio hecho de encender las hogueras, se han ido creando una serie de ritos que muchos se afanan en respetar, como saltar nueve veces por encima de éstas (Galicia). Según la tradición, el Mundo del Alén (Más Allá) abre sus puertas y se deben espantar a todo lo que intente escapar de él; de ahí la expresión “San Xoán meigas e bruxas fuxirán” (En San Juan las meigas y brujas huirán). 

Asimismo, son diversos los puntos de Europa que conmemoran este acontecimiento como por ejemplo Dinamarca, Noruega, Suecia, Reino Unido (con su tradicional “Midsummer”) o Finlandia aunque son Portugal y España quienes la tienen más enraizada (los Ninots valencianos).

Sin embargo, también en Latinoamérica se celebra con cierto entusiasmo, sobre todo en Brasil, Chile, Venezuela, Bolivia o Perú.

En la actualidad, las connotaciones mágicas que posee esa noche (los griegos llamaban a los solsticios “puertas”) han provocado que se crea que es propicia para ciertos encantamientos y, durante la misma, son numerosos los rituales que se practican (sobre todo aquellos que tienen que ver con el amor y la fortuna).

Fuente: todoprofetas.com

Los observatorios de la NASA y la ESA detectan una posible señal de materia oscura

  • El observatorio de Rayos X Chandra de la NASA y el XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea(ESA) vieron un pico de emisión de rayos X proveniente de más de 70 cúmulos de galaxias diferentes. Podrían ser generados por la descomposición de un cierto tipo de partículas de materia oscura, según han señalado los científicos.
El observatorio de Rayos X Chandra de la NASA y el XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea (ESA) han detectado una posible señal de materia oscura, la sustancia misteriosa e invisible que compone la mayor parte del Universo material.

Concretamente, las dos naves vieron un pico de emisión de rayos X proveniente de más de 70 cúmulos de galaxias diferentes. Si bien el origen de los rayos X sigue sin estar claro por el momento. Podrían ser generados por la descomposición de un cierto tipo de partículas de materia oscura, según han señalado los científicos.

"Sabemos que la explicación de la materia oscura es una posibilidad remota, pero la recompensa sería enorme si tenemos razón", ha indicado el autor principal del estudio Esra Bulbul, quien ha apuntado que ambos equipos van a "seguir probando esta interpretación" para ver "a dónde les lleva".

La materia oscura se llama así porque ni absorbe ni emite luz, por lo que es imposible de observar directamente. Aún así, los astrónomos saben que existe porque interactúa gravitacionalmente con la materia 'normal', que se puede ver y tocar. De hecho, se cree que la materia oscura representa más del 80 por ciento de toda la materia del universo.

Lo que falta en esta teoría es saber exactamente lo que es la materia oscura. Con los años, los expertos han propuesto una serie de partículas exóticas como componentes candidatos de la materia oscura, incluyendo partículas masivas de interacción débil (WIMPs), axiones y neutrinos estériles (un tipo hipotético de neutrinos que emite rayos X cuando se desintegra).

Es posible que la señal observada por Chandra y XMM-Newton haya sido producida por los neutrinos estériles, según han apuntado los investigadores, pero, al mismo tiempo, han reconocido que eso está lejos de ser algo seguro. "Tenemos mucho trabajo por hacer antes de que podamos afirmar, con certeza, que hemos encontrado neutrinos estériles, pero la posibilidad nos tiene entusiasmados", ha indicado otro de los autores del estudio, Maxim Markevitch.

La materia 'normal' en los cúmulos de galaxias también puede haber sido responsable de la emisión, pero esta interpretación no encaja bien con el pensamiento actual acerca de los cúmulos de galaxias y la física atómica de gases calientes. "Nuestro próximo paso es combinar los datos de Chandra y la misión Suzaku de la Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa (JAXA) para ver si encontramos la misma señala de rayos X en un gran número de cúmulos de galaxias", han apuntado los científicos de esta investigación, que ha sido publicada en 'The Astrophysical Journal'.

Ovni: La farsa del gobierno de USA

“No se ha ocultado ningún informe de objetos voladores no identificados. Como director del NICAP, el mayor Donald Keyhoe ha recibido toda la información que está en manos de la Fuerza Aérea”. Carta del brigadier general Joe Kelly, de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, al diputado Peter Freylinghuysen, 12 de setiembre de 1957.

“No se ha ocultado ningún informe de objetos voladores no identificados. Como director del NICAP, el mayor Donald Keyhoe ha recibido toda la información que está en manos de la Fuerza Aérea”.

Carta del brigadier general Joe Kelly, de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, al diputado Peter Freylinghuysen, 12 de setiembre de 1957.

“Les aseguro que la Fuerza Aérea nunca intentó entregar a esa organización los archivos “únicamente para uso oficial.”
Carta del brigadier general Joe Kelly, al señor Richard May, ayudante del director del NICAP, 15 de noviembre de 1957.

Vale comenzar con una advertencia al lector: si bien esta nota trata de investigaciones militares sobre OVNI, no espere encontrar aquí sorprendentes e inéditas revelaciones, documentos expoliados de archivos oficiales apenas días atrás o alucinantes videos o fotografías de alienígenas sentados tête a tête con Reagan, Clinton, Yeltsin o Putin. Por el contrario, en ella vuelvo a hablar de encuestas oficiales archicomentadas en miles de artículos sobre el tema, todas de hace muchísimos años atrás. Pero con la novedad de obligarme a plantear reflexiones profundas y críticas que quizás (sólo quizás) a otros se les han pasado por alto. No otro es el mérito de este trabajo.

En los últimos años, tanto a través de conferencias públicas, programas de radio y televisión, libros, revistas e información en Internet, venimos asistiendo a una proliferación de denuncias sobre extraños, ultrasecretísimos y a veces desconfiables “programas de investigación” que distintos gobiernos, pero especialmente el norteamericano, han venido desarrollando alrededor del tema de los OVNI. “Majestic-12”, “Montauk”, “Cometa”, “Matrix” son sólo algunos de ellos, hasta puestos de moda en el argot popular a través de seriales televisivos y cómics.
Ante semejante masa de información “liberada” o “filtrada”, y la pertinaz negativa que a su credibilidad oponen los estamentos oficiales consultados, uno, lícitamente, tiene derecho de hacerse algunos planteos: por ejemplo, suponer que nuestros gobiernos y fuerzas armadas “siempre” nos mienten, así que no es necesario reunir más pruebas de la existencia de esos proyectos porque seguramente tiene entidad precisamente por ser tan pertinazmente negados. Pero como posibilidad no es certeza, que “pudieran” haberlo hecho no significa lógicamente que así haya ocurrido, con lo cual todo queda en el discutible –y pantanoso– terreno de las creencias personales.

Pero por otro lado, también podemos preguntarnos por qué debemos creer estas historias a pie juntillas. Tal vez sus cultores sean un poco “conspiranóicos”, o crédulamente alimenten solo el buen negocio de unos pocos que ganan sus dinerillos a costa de montar verdaderas superestructuras de la mentira. Porque aquí también, de los defensores de la existencia de estos “proyectos secretos” sólo podemos esperar argumentos y evidencias circunstanciales, no pruebas. Bob Lazar, Robert Dean, John Lear o Paul Bennewitz, para nombrar sólo unos pocos de los nombres en boga dentro de estas tesis de “ultrasecretos develados” son tan creíbles o poco creíbles en la justa proporción de nuestras expectativas previas sobre el tema.

De ninguna manera estas reflexiones tratan de respaldar la tesis escéptica de que “aquí nada pasó”. Simplemente, enfocar el asunto desde otra perspectiva. Hace unos cuantos años, allá por 1975, cuando con mis incipientes 17 años estaba escribiendo el que sería mi primer libro (publicado en el ’76 por la filial argentina de la editorial española “Dronte”, bajo el título de “Naves Extraterrestres Tripuladas”) me pregunté si no sería interesante, a la luz de las investigaciones militares de las que en aquél entonces se hablaba, analizar los resultados de las mismas para buscar sus puntos débiles. Hoy, 25 años después (nada menos) vuelvo a desempolvar ese trabajo, planteándome que si no podemos estar seguros de lo que ocurrió en el contexto de investigaciones ulteriores (reales o supuestas) que los mismos militares niegan haber realizado, por lo menos tenemos los resultados de aquellas que los mismos sí admiten públicamente haber encarado (como las que recibieron los nombres clave de “Sign”, “Grudge” y “BlueBook”).

Creo que es interesante comenzar por los Estados Unidos, más precisamente con la Fuerza Aérea de ese país. Por dos razones: (a) porque cronológicamente preceden cualquier otra investigación oficial realizada en el mundo, y (b) porque de las investigaciones encaradas, al menos en una de ellas dio a conocer periódicamente el resultado de sus investigaciones.

Fue cuando en 1947, Kenneth Arnold avistó nueve platillos sobre el Monte Rainier (lo que dio comienzo a la “época contemporánea” de los OVNI) el ATIC (Aerial Technical Intelligence Center, Servicio de Inteligencia Técnica Aérea) con asiento en la base aérea de Wrigth Patterson, Ohio, creó el Proyect Sign (“Proyecto Signo”) con el fin de estudiar las principales observaciones realizadas en el territorio de los EEUU. Esta comisión, integrada por militares y algunos científicos elevó, en 1948, un informe al Pentágono del que se sabe que en dicho informe se admitía la realidad física de los OVNI y, más aún, se admitía como “muy probable” la posibilidad de que dichos objetos fuesen aparatos extraterrestres. Por lo visto, esto no le gustó al Pentágono, que cursó la orden al ATIC de disolver el Project Sign, y crear el Project Grudge (esto no puede ser casual: “grudge” significa “rencor” en inglés) cuya única misión (y esto surge invariablemente del análisis exhaustivo de sus comunicados e investigaciones supuestamente realizadas) era la de desvirtuar todo lo afirmado por el “Proyecto Signo”. La USAF (Fuerza Aérea de los Estados Unidos) era consciente de que a pesar de sus esfuerzos, parte de esa información había trascendido al público. Por lo tanto, el proyecto Rencor, encabezado por Donald H. Menzel, conocido astrofísico y desvirtuador del fenómeno OVNI se encargó de eliminar la información existente. En esta comisión intervenía, entre otros, el astrónomo Joseph Allen Hynek, quien (y es importante destacarlo) se retiró cuando advirtió el matiz negativo que tomaban las investigaciones. Posteriormente, Hynek fue uno de los principales investigadores de Estados Unidos. Fue entonces cuando al mayor de infantería (Re) Donald Keyhoe se le encargó una investigación para la revista “True”. 

En la misma, atacó públicamente a la USAF, de poseer información confidencial. Por ser Keyhoe una autoridad mundial en la materia, inmediatamente obtuvo el apoyo de cientos de investigadores y científicos del mundo entero, por lo que el Proyecto Rencor tuvo que emitir su primer informe. La orden del día, implícita pero implacable era... ¡No crean!. Lo único que importaba era recoger los informes y reducirlos a cualquier tipo de ilusión, callar los hechos que no podían explicarse y preparar una conferencia de prensa que convenciera a todo el mundo de la inexistencia de los platillos y lo absurdo de su idea. Sin embargo, y a pesar de todos los esfuerzos, los informes seguían afluyendo. Daba lo mismo; la Comisión no comprobaba nada, se limitaba a recoger los informes y los metía en cajones. El informe Grudge llegó con toda facilidad a las conclusiones que las altas esferas esperaban. Este informe admitía siempre un 23% de casos no identificados, pero la sección correspondiente a la parte psicológica se encargaba de eliminarlos.

Los partidarios de la política del avestruz estaban tan convencidos de la eficacia de su sistema que pensaron enterrar los OVNI enterrando los informes y publicando, el 27 de diciembre de 1951, un comunicado oficial que certificaba la inexistencia de los platillos volantes y anunciaba la disolución del Project Grudge, totalmente inútil ya.

Tres días más tarde, y bajo el título de apéndice, aparecía un nuevo comunicado que desmentía totalmente al primero: “Será siempre imposible afirmar en forma absoluta que el objeto divisado no era un aparato interplanetario, un proyectil enemigo o cualquier otro objeto”.
Evidentemente, los que escribían el artículo se inclinaban favorablemente hacia la hipótesis extraterrestre. Aunque se anunciara que la comisión estaba disuelta e inoperante, no por ello dejó de existir. Se limitaba a ordenar los archivos y a amontonar en cajones los informes que seguían llegando.

Debido a una importante observación ocurrida el 1 de diciembre de 1952, en una base aérea donde se encontraban importantes personalidades, el general Cabell, Director del Servicio de Informaciones, tuvo que convocar a una conferencia de prensa. Interrogado en el punto en que se encontraban las investigaciones de la comisión, Cunnings “quemó sus naves” y reveló la forma en que se enterraban los informes.

Hubo diferentes reacciones.
El General, inmediatamente, dio orden de reanudar el trabajo, y Ruppelt reemplazó a Cunnings. En realidad, los sentimientos de Ruppelt eran contradictorios. Sospechaba que querían utilizarlo para una nueva campaña de camuflaje, pero la voluntad de renovación parecía sincera. Con verdadera pasión por su trabajo, Ruppelt estudió los nuevos informes y revisó los antiguos. Así nació el Project Blue Book (Proyecto Libro Azul).

Había conseguido la ayuda de sabios eminentes. Además, una (para entonces) avanzada computadora a tarjetas perforadas le permitió formar un fichero ideal de informes que podía consultarse con la velocidad del rayo.

La labor del Proyecto Libro Azul consistió fundamentalmente en la compilación de testimonios escritos, fotográficos y cinematográficos referidos a objetos no identificados, y en su explicación subsiguiente. Este último proceso comprendía: análisis y apreciación de los informes e inclusión de los objetos que se describen en cada informe dentro de categorías de identificación bien definidas.

La tarea de evaluación era realizada por un equipo privado de técnicos y científicos, encabezados por Edward Condon y Robert Low, supervisados por la Fuerza Aérea. En cuanto a las categorías de identificación, el Libro Azul reconocía las siguientes: Balones – Fenómenos atmosféricos – Aviones – Mistificaciones – Alucinaciones – Otros (pájaros, papeles) – Bólidos – Aparatos experimentales – Datos Insuficientes – No identificados o desconocidos.

Según dejáramos expresado, la USAF ha hecho conocer regularmente mediante sucesivos comunicados de prensa, el resultado de sus investigaciones. En 1966, la farsa alcanza su punto álgido con la evaluación emitida por Condon, hecha en base de un presupuesto del orden de los quinientos mil dólares. Este informe se refería a los 354 casos norteamericanos de ese año. Para regocijo de quienes admitían la realidad del fenómeno OVNI, así se presentaban los resultados: Balones: 35 – Datos insuficientes: 123 – Aviones: 22 – No identificados: 3 – Mistificaciones: 55 – Alucinaciones: 18 – Otros: 50 – Bólidos: 15 – Aparatos experimentales 33.

De esta tabla increíble publicada a los pocos días de que el equipo de Condon dictaminara que los OVNI no existen y que no vale la pena seguir su investigación, se desprende que de la humilde cifra de 354 casos (en la Argentina ese año hubo más de mil) los únicamente explicables fueron 228 casos contra 126 que por distintas causas no tuvieron una explicación coherente ni convincente. Después de todo, la categoría de “Otros” es más que discutible, porque si la identificación debe ser válida lo es en primer lugar por contar con una categoría con cualidades propias. Sin embargo, el comunicado se ufana luego de que el porcentaje de no identificados (se refiere lógicamente a tres) era el más bajo de los últimos veinte años, y agrega finalmente que hasta principios de 1966, en los Estados Unidos se habían registrado 12.097 casos de OVNI, 697 de los cuales resistieron los distintos análisis y fueron catalogados como “desconocidos”. En cuanto a los tres de 1966, reproduciendo textualmente el comunicado: “... hay que explicarlos a toda costa, porque nosotros no creemos en platillos volantes...”. Los comentarios sobran.

Aporta una reflexión interesante recordar lo ocurrido en enero de 1967, cuando una comisión de sabios se reunió durante dos días, presidida por HP Robertson, físico teórico del Instituto de Tecnología de Massachussets, para examinar una selección de informes facilitados por el Libro Azul. El número de estos informes fue reducidísimo (no pasó de una docena) pero sirvió para que los científicos dictaminaran:

a) que no había pruebas de ninguna acción hostil en el fenómeno OVNI.

b) que no existían pruebas de la presencia de aparatos de una potencia extranjera en ninguno de los informes que les fueron sometidos.

c) recomendaban un programa educativo para informar al público de la naturaleza de los distintos fenómenos vistos en los cielos (meteoros, estelas de vapor, halos, globos, etc.) con el objetivo de eliminar el “aura de misterio” que “por desgracia” los OVNI habían adquirido.

El objetivo de este descrédito, según figura en el “Informe Robertson”, consultado y difundido por el desaparecido físico y ufólogo James Mc Donald, consistía en reducir el interés público por los platillos. ¿Por qué?
Me he detenido en este episodio porque creo que el mismo invalida cierta corriente “racionalista” que en los últimos tiempos parece haber afectado a algunos colegas investigadores, en el sentido de suponer que el fenómeno OVNI (o buena parte del mismo) estuvo en realidad alentado y exagerado por los servicios de inteligencia norteamericanos o las fuerzas armadas de ese país, tanto con el propósito de crear una psicosis de temor cósmico en los contribuyentes que alentara mayores gastos presupuestarios en armamento, como una “tapadera” de experimentos de todo tipo, que permitiera derivar a supuestos alienígenas –y al descrédito que en la opinión pública de entonces eso conllevaba– toda indagación periodística que, caso contrario, pusiera a la luz tales investigaciones o desarrollos secretos. Porque si así hubiera sido, entonces a la CIA le hubiera convenido estimular el interés público por los OVNI, no recomendar lo contrario. Es interesante destacar que en esta misma época, la USAF decreta la regla AR-200/2, que multaba por diez mil dólares y de tres a diez años de prisión a todo oficial de alta graduación que diera a conocer públicamente información sobre casos “no identificados” por la Air Force, a menos que se comunicaran casos satisfactoriamente explicados. La pena a imponer a quien violara esta norma no se conocía públicamente hasta que un piloto militar, de quien por razones obvias no se suministró el nombre, la dio a conocer a un periodista del Star Leiger, de Nueva York.

La política del avestruz no es la más conveniente. Si así fuera, seguiríamos condenados a ver y padecer la acción de objetos voladores no identificados controlados inteligentemente. El espacio aéreo será violado una y mil veces, los radares aéreos seguirán captando extraños blips y los auto se detendrán en los caminos por causas desconocidas. En los campos aparecerán nuevos anillos de pasto quemado, las torres de control de los aeropuertos tratarán de contactar con aviones misteriosos, los pilotos comerciales efectuarán insólitas maniobras para eludir la presunta imagen del planeta Venus, y algunos “científicos” intentarán demostrar desde el pizarrón o la charla televisiva que los OVNI “no pueden existir”. Es posible, también, que a principios o mediados del año próximo nuevas oleadas de OVNI nos sobrevuelen, y las evidencias aumenten siguiendo, tal vez, algún plan predeterminado para tornarse familiares con una frecuencia hábilmente dosificada. Entonces, como en el 62, 65, 68, 73 las fuerzas armadas no prestarán apoyo a los grupos privados y, ante el estupor general, algún radioastrónomo dirá que los OVNI son psicosis colectiva, y algún periodista recalcitrante afirmará que los pastos quemados se deben a que a la gente le gusta entretenerse en los picnics haciendo asados.

Fuente: unoentrerios.com.ar

Científicos descubren una propiedad oculta del oro

  • El oro ha sido tema de fascinación humana por milenios, en gran parte debido a su resistencia a la corrosión y su belleza duradera. Algunas reacciones logran que se vuelva muy reactivo, los científicos han descubierto una propiedad oculta del oro
Un grupo de científicos ha encontrado nuevas cualidades del oro, un metal noble tradicionalmente considerado poco interesante químicamente debido a su escasa capacidad de reaccionar con otras sustancias. La clave estaría en sus nanopartículas.

Los investigadores de la Escuela de Química de la Universidad de Cardiff, en Gales, aseguran que cuando se desglosa en nanopartículas que contienen solo unos cuantos cientos de átomos se hace muy reactivo.

"El oro ha sido tema de fascinación humana por milenios, en gran parte debido a su resistencia a la corrosión y su belleza duradera", señala el profesor Graham Hutchings, director del Instituto de Catálisis de Cardiff (CCI). "Sin embargo, cuando se desglosa en nanopartículas que contienen solo unos pocos cientos de átomos, no solo cambia el color, sino que también se vuelve muy reactivo".

Hutchings resaltó que su investigación sobre el efecto de las nanopartículas de oro en los procesos químicos y biológicos indica que en esta forma reducida "las reacciones del oro son más rápidas, más fáciles y energéticamente más eficientes que muchos otros catalizadores".

La catálisis es una tecnología que se aplica aproximadamente a entre el 80% y el 90% de todos los bienes manufacturados. El fenómeno implica un material, que no es uno de los reactivos, que acelera la reacción química deseada sin la necesidad de un aumento de la temperatura. Los catalizadores usados comúnmente, como aquellos que contienen mercurio, han demostrado ser dañinos para el entorno e incluso perjudiciales para la salud humana.

El profesor Hutchings cree que el oro tiene el potencial de salvar vidas, mejorar la salud humana y limpiar el medio ambiente. "Demasiados procesos crean demasiados residuos y producto insuficiente. Mediante la introducción de un catalizador de oro, podemos reducir la cantidad de residuos y aumentar la productividad en beneficio de una serie de procesos", según cita Phys.org.

Uno de los descubrimientos iniciales que hicieron en Gales es que el oro es el mejor catalizador para la formación de cloruro de vinilo, el ingrediente principal para la producción de PVC, y tiene el potencial de reemplazar al catalizador de mercurio dañino para el medio ambiente, lo que sería un gran beneficio para la sociedad.

Fuente: Actualidad RT

Nucleo del sol: dan una explicación cientifica

  • Uno de los grandes misterios que encierra el Sol no es precisamente el núcleo, del que conocemos su composición y estructura gracias a los fenómenos que podemos estudiar en la superficie y por otros métodos indirectos. 
El misterio, precisamente, radica en la capa más externa de nuestra estrella, la corona solar. Y es que desde que se empezó a estudiar el Sol de forma científica, no se ha podido resolver el enigma de la elevadísima temperatura que tiene la corona, contra toda lógica, muy superior a la de su superficie.

La corona, que se extiende por más de un millón de km desde la superficie solar (el Sol tiene 1.400.000 km de diámetro), muy diluida y enrarecida, tiene la escalofriante temperatura de 2 millones de grados centígrados, mientras que la superficie visible solo alcanza los 5.500ºC.

La corona solar debería estar mucho más fría que la superficie solar, ya que a medida que nos alejamos del núcleo del Sol, que está a 15 millones de grados, las diferentes capas se van enfriando hasta llegar a la superficie. Nunca ha habido una respuesta convincente a este misterio, aunque siempre se había hablado de poderosos campos magnéticos. Pero gracias a los estudios previos que se acaban de hacer, se ha podido ver qué ocurre y los científicos creen que parte del misterio ha sido descifrado.

Dos astrónomos de la británica Universidad de Northumbria, utilizando una cámara para ver el ultravioleta, han obtenido imágenes excepcionales y nítidas, aunque en un corto período de tiempo, de un musgo solar, plasma o material solar atrapado en poderosísimos campos magnéticos de la corona que puede ser el culpable de la subida de temperatura.

Estudiando la corona solar en longitudes de ultravioleta extremo, más allá del azul del espectro visible, se ha conseguido ver por primera vez los acontecimientos que tienen lugar en esa zona con una claridad antes nunca conseguida. La cámara empleada para la misión tiene cinco veces más píxeles que un televisor de última generación UHD.

A una velocidad endiablada

La cámara estaba observando una zona de la corona en la que los campos magnéticos son especialmente fuertes y allí encontró un musgo solar. El musgo apareció como una mancha considerablemente brillante. De tal forma que estos campos magnéticos crean estas estructuras particularmente brillantes y de altísimas temperaturas. Los musgos contienen campos magnéticos individuales altamente dinámicos con velocidades de 16.000 km/h, según James McLaughlin, autor del estudio.

Las ondas magnéticas son especialmente atractivas para el transporte de energía a lo largo de las estructuras magnéticas y para distribuirlas alrededor de la atmósfera del Sol. "Nuestro trabajo demuestra que las ondas magnéticas pueden desempeñar un papel clave en el calentamiento de la corona. La corta duración de las imágenes de alta resolución de la corona solar y los datos utilizados en este estudio pionero sólo nos han dado una visión tentadora de los secretos más ocultos del Sol. Muestran la necesidad de que futuros instrumentos permitan comprender estos fenómenos intrigantes", explica McLaughlin

Se ven en los eclipses

Por comparación, la corona solar es un billón de veces menos densa que la atmósfera terrestre y en realidad es un plasma (un estado fluido similar al gaseoso, el cuarto estado de la materia y el más abundante). Esta parte del Sol solo se puede ver cuando tiene lugar un eclipse total de Sol, ya que la Luna tapa completamente la superficie solar y la corona aparece como filamentos brillantes, en ocasiones más débiles que en otras, dependiendo de la actividad solar. Otro método de observación con telescopios es mediante un coronógrafo, que hace las veces de eclipse de Sol, ya que el Sol se tapa de forma artificial. La primera vez se vio la corona solar que tengamos constancia fue durante el eclipse de Sol de 1870.

Fuente: ABC

Viajar en el tiempo se convierte en una realidad?

  • Científicos australianos declaran que los fotones pueden moverse a través del tiempo. Físicos simulan el envío de partículas de luz cuántica al pasado por primera vez en la historia.
Un grupo de investigadores de la Universidad de Queensland, en Australia, simularon cómo dos fotones viajando en el tiempo interactúan, lo que sugiere que podría ser posible saltar a través del tiempo al menos a nivel cuántico, informa 'DailyMail'.

El estudio, dirigido por el estudiante de doctorado Martin Ringbauer, utilizó fotones, partículas individuales de luz, para simular las partículas cuánticas que viajan a través del tiempo. En la simulación, el equipo de investigación examinó dos posibles resultados de un experimento con un fotón viajando en el tiempo.

El 'fotón uno' viajaría a través de un agujero de gusano (también conocido como puente de Einstein-Rosen) hacia el pasado e interactuaría con su versión anterior. El 'fotón dos' viaja a través del espacio-tiempo normal, pero interactúa con un fotón que se ha quedado atascado en un bucle de tiempo de un agujero de gusano, conocido como curva cerrada de tipo tiempo.

La simulación del comportamiento del 'fotón dos' permitió investigar el comportamiento del 'fotón uno' y los resultados revelaron que el viaje en el tiempo podría ser posible en un nivel cuántico.

Sin embargo, se desconoce si esta misma simulación podría demostrar la posibilidad de viajar en el tiempo de partículas más grandes o grupos de partículas como átomos, indica la revista científica 'The Speaker'.

Fuente: RT

El Polo Norte magnético se desplaza hacia Siberia

  • Los satélites de la misión Swarm confirman el debilitamiento del campo magnético
Copenhague. (Efe).- Los primeros resultados de la misión Swarm, el grupo de tres satélites lanzados en noviembre por la Agencia Espacial Europea (ESA), confirman la tendencia general sobre el debilitamiento del campo magnético terrestre y el desplazamiento del Polo Norte magnético hacia Siberia.

Según aseguraron los responsables del proyecto en una conferencia organizada por la ESA en Copenhague, el debilitamiento es mayor en el hemisferio occidental, aunque en otras áreas como el Índico sur se ha producido el fenómeno contrario.

Las medidas registradas por Swarm desde enero pasado confirman también el desplazamiento progresivo del Polo Norte magnético hacia Siberia. Los expertos reunidos en Copenhague estimaron que en un plazo de entre 5.000 y 10.000 años habrá una inversión en el campo magnético, un fenómeno que se ha producido varias veces antes en la historia del planeta, la última hace 780.000 años.

Nils Olsen, uno de los científicos al frente del proyecto, calificó de "excelentes" los datos preliminares aportados por la misión, aunque resaltó a Efe que ha pasado "demasiado poco tiempo" para sacar conclusiones más amplias sobre las mediciones de la operación, que durará cuatro años, y sus aplicaciones.

Las alteraciones detectadas en los primeros resultados de Swarm están basadas en señales magnéticas del núcleo terrestre. Para las próximas observaciones se incluirán también otras fuentes de medición como el manto, la corteza, los océanos, la ionosfera y la magnetosfera, lo que permitirá un mayor conocimiento de diversos procesos naturales.

La misión Swarm despegó del cosmódromo de Plesetsk (Rusia) en noviembre para estudiar los procesos en el interior de la Tierra, comprender mejor su campo magnético y por qué se está debilitando esta burbuja que protege el planeta de la radiación cósmica y las partículas cargadas que llegan a través del viento solar.

La misión, que usa tecnología europea y canadiense, tiene también como objetivo aplicaciones prácticas, como mejorar la precisión de los sistemas de navegación por satélite y la predicción de terremotos o hacer más eficaz la extracción de recursos naturales.

Los datos científicos -abiertos a toda la comunidad investigadora- se descargarán a través de la estación de seguimiento de Kiruna (Suecia) y se procesarán, distribuirán y archivarán en el Centro para la Observación de la Tierra de la ESA en Frascati (Italia).

Fuente: lavanguardia.com/

Hallan en el espacio un diamante del tamaño de la Tierra

  • Se trata de la enana blanca más fría hasta ahora conocida con temperaturas tan bajas que su carbono se ha cristalizado
Madrid. (EP).- Un equipo de astrónomos estadounidenses han identificado la estrella enana blanca más fría y más débil hasta ahora conocida. Este tipo de astros son el estado final antes de la muerte de las estrellas densas y, en este caso, está tan fría que su carbono se ha cristalizado y se presenta como un diamante en el espacio, del tamaño de la Tierra y con una masa similar a la del Sol.

Según han explicado los expertos, su debilidad se debe a que se le ha agotado el combustible nuclear. Este es también el motivo por el que ha ido reduciendo su tamaño desde el millón y medio de kilómetros de diámetro hasta los poco más de 12.000 del diámetro de la Tierra.

El camino hacia este descubrimiento, publicado en Astrophysical Journal, comenzó cuando el investigador Jason Boyles identificó lo que los astrónomos llaman un púlsar de milisegundos en la constelación de Acuario. Este objeto, llamado PSR J2222-0137, gira a más de 30 veces por segundo y su orientación es tal que, a medida que gira, un haz a partir de su polo magnético pasa repetidamente por la Tierra, dando lugar a baches regulares de ondas de radio.

Las observaciones también revelaron que este púlsar está gravitacionalmente unido a una estrella compañera: las dos se órbitan una alrededor de la otra cada 2,45 días. Parece ser que la otra estrella es también de neutrones o, más probablemente, una enana blanca muy fría.

La distancia del púlsar ya era conocida a partir de mediciones de paralaje hechas por el científico Adam Deller. Este sistema utiliza el movimiento de la Tierra alrededor del Sol, que se utiliza de medida estándar para determinar las distancias a los objetos astronómicos.

Así, se determinó que PSR J2222-0137 está a tan sólo unos 900 años luz de distancia, por lo que es una de las estrellas de neutrones más cercanas conocidas. Conocer la distancia es crucial para calcular el brillo intrínseco, y por lo tanto la temperatura, de los restos estelares, según han apuntado los expertos.

En este sentido, el autor principal del trabajo, David Kaplan, ha explicado que "estas mismas observaciones también identificaron la posición del pulsar de forma extremadamente precisa".

Los científicos han señalado que también es importante saber la masa de cada componente del sistema binario. Para determinar esto, el equipo aplicó la teoría de Einstein de la relatividad general y encontraron que el pulsar tiene una masa de 1,2 veces la del Sol y su compañera tiene de 1,05 veces la del Sol.

Búsqueda de evidencias visibles

A continuación, se buscaron evidencias visibles e infrarrojas del compañero, con el telescopio de Chile Southern Research Astrophysical (SOAR) y el Keck en Hawai. Con su conocimiento de la distancia del púlsar, el equipo fue capaz de calcular la debilidad del objeto compañero del púlsar.

Pero no se veía nada en la posición de PSR J2222-0137, de ahí que determinaran su enorme debilidad. Así, la imagen final determina que existe -aunque no se ve- una enana blanca 100 veces más débil que cualquier otra que orbita una estrella de neutrones y unas 10 veces más débil que cualquiera conocida.

"No se ve nada, pero si hay una enana blanca allí, y está casi seguro, debe ser extremadamente fría", ha indicado el científico principal. Por las características encontradas se calcula que este púlsar se compone en su mayoría de carbono y oxígeno, de ahí su aspecto de enorme diamante.

Aunque tales enanas blancas frías teóricamente no son tan raras, la combinación fortuita de circunstancias han llevado al equipo a ser capaz de identificar esta. Finalmente, los expertos han precisado que la estrella nació probablemente muy temprano en la historia de la Vía Láctea, y que poco a poco ha ido pasando a más débil y más fría, hasta ahora. Kaplan ha indicado que el equipo seguirá profundizando en el estudio de este objeto.

Fuente: lavanguardia.com/

El Universo no debería haber durado más de un segundo

  • Un estudio británico llega a esta conclusión tras relacionar las últimas observaciones con el descubrimiento del Bosón de Higgs
Un estudio elaborado por cosmólogos británicos, basándose en datos sobre últimas observaciones del cielo en relación con el reciente descubrimiento del Bosón de Higgs, ha determinado que el Universo no debería haber durado más de un segundo.

MADRID. El autor de este trabajo, que ha sido presentado en la Reunión Nacional de la Real Sociedad Astronómica de Portsmouth, Robert Hogan, ha explicado que los resultados de la investigación "han desconcertado" a la comunidad científica.
Después de que el Universo comenzó con en el Big Bang, se cree que pasó por un corto período de rápida expansión conocido como 'inflación cósmica'. Aunque los detalles de este proceso aún no se entienden completamente, los cosmólogos han sido capaces de hacer predicciones de cómo esto afectaría el Universo actual. 

En marzo de 2014 aparecieron los primeros datos, después de que el telescopio BICEP2 captara los primeros 'ecos' del nacimiento del cosmos. En este sentido, los expertos indica que, si bien estos resultados son un gran avance para la comprensión de la cosmología y una confirmación de la teoría de la inflación, los datos han demostrado ser controvertidos y aún no están plenamente aceptados por el sector.
Así, en la nueva investigación, los científicos británicos han investigado lo que significan las observaciones de BICEP2 para la estabilidad del Universo. Para ello, se combinaron los resultados con los últimos avances de la física de partículas --la detección del Bosón de Higgs-- lo que ha supuesto "un problema", según ha señalado el autor del trabajo. 

Las mediciones del Bosón de Higgs han permitido que los físicos de partículas mostrar que el Universo se encuentra en un valle del 'campo de Higgs', que describe la forma en que otras partículas tienen masa. Sin embargo, hay otro valle, mucho más profundo, en el que el Universo no puede caer debido a una gran barrera de energía.
El problema es que los resultados BICEP2 predicen que el cosmos habría sufrido grandes 'explisiones' durante la fase de la inflación cósmica que sí le habrían podido empujar hacia el campo que no es el de Higgs en una fracción de segundo. Si eso hubiera ocurrido, el Universo habría colapsado rápidamente. 

"Esta es una predicción de teoría inaceptable porque si esto hubiera ocurrido no estaríamos aquí para discutirlo", ha señalado Hogan, quien ha insinuado que, tal vez, los resultados BICEP2 "contienen un error".
"Si no es así, tiene que haber algún proceso, aún desconocido, que impidió que el Universo colapsase", ha apuntado, para añadir que "si se demuestra que BICEP2 es correcta, tiene que haber nuevas e interesantes formas de la física de partículas más allá del modelo estándar".

Descubrir planetas habitables no es buena noticia para la humanidad

  • El científico de la Universidad de Oxford Andrew Snyder-Beattie ha alertado de que el descubrimiento de planetas habitables en el Universo no es una buena noticia para la humanidad, ya que "aumentan ligeramente el crédito de la extinción humana a corto plazo", debido al concepto conocido como 'el gran filtro'.
En un artículo publicado en 'The conversation', el experto valora el descubrimiento anunciado la pasada semana del primer planeta hallado en zona habitable con el mismo tamaño de la Tierra: Kepler-186f. A su juicio, lo que sí es noticia son las consecuencias del logro.

'El gran filtro' es un argumento que intenta resolver la paradoja de Fermi: ¿por qué no hemos sido capaces de encontrar una civilización alienígena tecnológicamente avanzada pese a que en nuestra galaxia existen miles de millones de sistemas solares donde podría evolucionar la vida? Tal y como señaló el físico Enrico Fermi, parece bastante extraordinario que no se haya detectado una simple señal extraterrestre o no se haya vislumbrado un gran proyecto de ingeniería, dejando de lado a los teóricos de la conspiración OVNI.

"Esta aparente ausencia de prósperas civilizaciones extraterrestres sugiere que es sumamente improbable que se den todos los pasos necesarios pasar de un humilde planeta estéril a albergar una gran civilización interestelar. Y es que, aunque los astrobiólogos señalan que la vida podría ser algo muy común en el Universo, la inteligencia necesaria para alcanzar la capacidad de crear una tecnología avanzada podría ser extremadamente rara, así como que la vida inteligente tiene una tendencia natural a auto-extinguirse", apunta el científico en el texto.

Estos dos planteamientos representan un cuello de botella para que surjan civilizaciones alienígenas en algunos de los miles de millones de planetas de la galaxia, y también es lo que se conoce como 'el gran filtro'.

UN DEBATE QUE DURA 50 AÑOS


Esta teoría ha provocado debates durante los últimos 50 años, según ha apuntado Snyder-Beattie. Algunas explicaciones señalan una posible escasez de mundos similares a la Tierra y la carencia de moléculas auto-replicantes. Otras muestran una posibilidad algo mas real y más acorde con los estudios de los astrobiólogos --el salto necesario para pasar de una simple forma de vida de células sin partes especializadas, a la vida eucariota más compleja-- que, según el experto, puede ser algo improbable, ya que en la Tierra se ha tardado más de 1.000 millones de años en dar ese paso.

Algunos defensores de esta teoría también argumentan que la evolución de la vida compleja requiere un número excesivamente grande de perfectas condiciones y casualidades. Además de que el mundo debe encontrarse en la zona habitable de su sol, la estrella tiene que estar lo suficientemente lejos del centro galáctico para evitar que la intensa radiación destruya cualquier forma de vida. Además, el sistema tiene que tener grandes masivos mundos gaseosos que actúen como escudos evitando que el planeta sufra un bombardeo continuo de asteroides.

"Y estos son sólo algunos de los pocos requerimientos previos para que surjan formas de vida compleja. Para que surja una civilización es necesario la aparición del lenguaje simbólico, esta vida ha de ser capaz de crear herramientas, de esta forma, para que surja una especie inteligente podría ser necesario que se den nuevas perfectas condiciones", apunta el artículo.

Del mismo modo, apunta que, aunque en la Tierra no solo hay una especie inteligente (son varias las que han demostrado tener un nivel de inteligencia lo suficientemente elevado como para crear herramientas), su aparición "podría ser algo bastante extraño" o, también que "la vida inteligente emergente no tiene por qué sobrevivir durante mucho tiempo".

Al respecto, Snyder-Beattie ha destacado cómo el ser humano realiza el consumo desmedido de recursos, la modificación del ambiente y su excesiva contaminación, unas consecuencias que, a su juicio, "podría dar lugar al colapso de la civilización".

"Así que ya sabemos que un gran filtro podría impedir que surja una civilización interestelar prospera, pero desconocemos si es consecuencia directa de las actividades de dicha civilización, es decir, desconocemos si la humanidad ya ha alcanzado este gran filtro o lo haremos en el futuro", ha apuntado.

TECNOLOGÍAS QUE APUNTAN A LA "AUTODESTRUCCIÓN"

Durante más de 200.000 años la humanidad ha sido capaz de sobrevivir a supervolcanes, grandes impactos de asteroides o pandemias de origen natural. Pero si se habla de su tecnología más destructiva, el historial de supervivencia se limita a unas pocas décadas. "Y eso por no hablar de las futuras tecnologías que podrían dar lugar a la extinción de la humanidad: la modificación genética, la robótica y otros avances que ni imaginamos podrían llegar durante este siglo abriendo la caja de pandora de la autodestrucción", escribe el científico.

Para el experto, cuando inicialmente se propuso la Paradoja de Fermi, se pensaba que los planetas ya eran raros de por sí, sin embargo, desde entonces el hombre ha descubierto nuevos mundos, y los avances tecnológicos parecen indicar que tan solo se está viendo la punta del iceberg.

"Pero con cada nuevo descubrimiento de un planeta similar a la Tierra situado en la zona habitable, como Kepler-186f, se hace menos plausible la idea de que simplemente no existen otros planetas aparte de la Tierra en los que podrían surgir la vida", ha indicado. Por lo tanto, el gran filtro simplemente podría indicar que aun no se han alcanzado las capacidades tecnológicas necesarias para encontrar otros 'primos' galácticos. Aunque el gran filtro podría estar al acecho en el camino entre un planeta habitable y una civilización floreciente.

Para el científico, si Kepler-186f albergase una civilización inteligente capaz de desarrollar una tecnología avanzada, entonces podría ser una muy mala noticia para la humanidad. Hasta ahora, no se ha detectado ninguna señal procedente de este mundo, así que este gran filtro podría haberse dado hace ya miles o millones de años, antes incluso del surgimiento de la humanidad.

"De ser así, podríamos esperar que en algún momento de nuestra existencia nos aguarda esa brutal catástrofe que acabaría con todos nuestros esfuerzos y esperanzas", ha concluido Snyder-Beattie.

Europapress